Huella de carbono

A partir del 29 de mayo las empresas que calculen su Huella de Carbono y definan planes para reducirla pueden solicitar gratuitamente su inscripción en el registro público del Ministerio. Esta iniciativa del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente supone un incentivo para las empresas y para la sociedad en general en la lucha contra el cambio climático y a favor de la economía baja en Carbono.

Si bien se trata de una opción voluntaria y no supone ninguna obligación para las empresas, se espera que las compañías se unan a esta iniciativa de diferenciación para aquellas que informan sobre su huella de carbono y definen planes de reducción. Además se espera, según indica el propio Real Decreto, que pueda pasar a ser incluido como una consideración más a tener en cuenta en las contrataciones públicas.

Es importante destacar que el motivo que ha llevado al Ministerio español a emprender esta iniciativa y crear este registro voluntario es que España tiene el compromiso de reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de los llamados sectores difusos un 10% respecto a 2005 en 2020 y el objetivo se presenta difícil de cumplir. En países como el Reino Unido, el Gobierno ha ido más allá y obliga desde el pasado mes de abril del año 2013 a las empresas que cotizan en la Bolsa de Londres, a publicar un informe detallado de sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). El reglamento que impuso esta obligación a las empresas cotizadas será además revisado en 2015 y el Gobierno tiene previsto decidir si amplía la decisión a todas las grandes empresas a partir de 2016.